ARP Sura
sections
Categorías
Paginas
Contenido
Noticias Externas
Enlaces Web

PDFImprimirAumentar FuenteFuente por DefectoDisminuir Fuente

El peligro de la radiactividad

La gran emergencia que vive Japón en estos momentos ha generado inquietud mundial por el tema de la radiactividad, lo cual es comprensible toda vez que, por lo menos en nuestros países, somos relativamente ajenos a este tipo de riesgos.

La generación de energía eléctrica se realiza de diversas formas: en la mayoría de los países latinoamericanos se utiliza la riqueza del agua para generar dicha energía en las hidroeléctricas, mediante la fuerza de la gravedad. Pero donde hay escasez de agua de montaña se utiliza la energía atómica, proveniente de elementos químicos inestables que al descomponerse emiten una poderosa energía autogenerada llamada radiactividad. En el caso de Japón este elemento inestable es el uranio enriquecido, y el escape de este material ofrece grandes riesgos si no se aísla de los seres vivos.

 

Para comprender el riesgo puede ser útil recordar conceptos como el de la radiación electromagnética, una forma de energía radiante, de la cual podemos ver una parte como ondas de luz o partículas llamadas fotones, que viajan por el aire y forman los colores.

En general se reconocen dos tipos de radiaciones: Ionizantes y no ionizantes.

Las radiaciones NO ionizantes se refieren a aquellas ondas de partículas que chocan con un cuerpo pero sin ocasionar cambios en su estructura molecular, de manera que el cuerpo se mantiene inalterado. El ejemplo mas sencillo es el espectro visible, que el ojo humano puede detectar sin esfuerzo y cuyos colores reconocemos desde el rojo hasta el violeta.

El color se debe a la longitud de estas ondas que vibran a diferentes frecuencias; así, las ondas de corta longitud vibran más rápido, tienen mayor frecuencia y están ubicadas hacia el violeta. Las ondas largas son mas lentas, tienen frecuencias bajas y se ubican hacia el rojo. En los extremos hay luz que ya no podemos ver: se trata del ultravioleta (por encima del violeta) y el infrarrojo (por debajo del rojo), entre otras que siguen a lado y lado del espectro.


 

La sección infrarroja es No ionizante porque su longitud es larga, viaja lentamente y su poder de atravesar objetos es bajo.
Por su parte, las ondas mas cortas de la sección ultravioleta, vibran a altas frecuencias hasta tocar el límite de la radiación ionizante, puesto que tienen el poder de atravesar objetos ocasionando cambios. Tal es el caso de los famosos rayos solares UVA, UVB y UVC, donde los mas poderosos son los UVC (pero esta radiación es detenida por la capa de ozono no deteriorada). Por su parte, los rayos mas perjudiciales para la piel son los UVA, porque ingresan fácilmente hacia la atmósfera, penetran las capas profundas de la dermis ocasionando cambios celulares tan importantes que pueden desencadenar en cáncer de piel.

En realidad, las radiaciones ionizantes vienen hacia la tierra desde el universo en forma de rayos cósmicos todo el tiempo. Esto quiere decir que los seres terrestres estamos permanentemente expuestos a ellas, lo que ha generado cambios evolutivos importantes en nuestra estructura genética; pero estos cambios son pausados debido a que las dosis de radiación que recibimos es uniforme, es decir, que no hay un órgano o parte del cuerpo en particular que se vea afectado mas que otro, a diferencia de cuando ocurre un accidente nuclear.

Pero desde un punto de vista diferente, el ser humano ha encontrado gran utilidad en las radiaciones ionizantes bien manejadas, como por ejemplo los rayos X y rayos Gamma que se utilizan para el diagnostico de condiciones de salud. Estos rayos están ubicados en el espectro electromagnético, después del ultravioleta y sus longitudes de onda son aún más cortas, su vibración es mucho más rápida y por tanto tienen alto poder para atravesar los cuerpos con los que chocan.

Una característica importante para considerar como diferencia entre la radiación ionizante proveniente de los rayos X o gamma vs la radiactividad es que estos rayos pueden interrumpirse; por ejemplo, los rayos X solo actúan mientras se activa el equipo que los genera. El riesgo deja de existir cuando se apaga el equipo. Sin embargo, la radiactividad es permanente y autónoma o autosostenida. Los elementos radiactivos como el uranio, tienen la capacidad de desintegrarse por sí mismos en forma permanente hasta agotarse y esa desintegración ocasiona una gran liberación de energía que puede durar horas, meses o años dependiendo del elemento radiactivo; por ejemplo, el yodo radiactivo dura apenas unas horas.

La radiactividad es una forma de radiación ionizante, producto de la desintegración atómica liberando partículas energéticas cargadas positiva o negativamente. Dicha radiación atraviesa los cuerpos o la materia ocasionando cambios importantes a nivel de sus átomos liberando a su vez, los componentes básicos como son los electrones e incluso llega hasta la desintegración del núcleo, dañando las células al incidir sobre un ser vivo. El blanco más vulnerable es el ADN.
 
El peligro de la radiactividad consiste en que la partícula radiactiva pueda atravesar el cuerpo humano y como es una radiación permanente, la única forma conocida de protegerse es aislando la fuente generadora, es decir, el elemento radiactivo, mediante gruesas paredes de concreto y/o plomo.

Al haber explotado el reactor que contenía el uranio en la central nuclear de Fukushima, los seres vivos quedan expuestos a la radiación permanente y con ello, a los cambios que se pueden ocasionar a nivel genético cuando la radiación toca el ADN contenido en las células. Los mayores daños se ocasionan en células de tejidos que se renuevan o que están en constante formación como el epitelio del cristalino, la medula ósea, las células reproductoras y por supuesto el feto. Entre mas cerca está el cuerpo de la fuente radiactiva es mas probable que ocurran cambios inmediatos, recibe mayores dosis presentando quemaduras graves e incluso la muerte.

Nube radiactiva: la liberación del elemento radiactivo al ambiente genera una nube cuya emisión puede abarcar una distancia variable. En Chernobil por ejemplo, la emisión de la nube de 137Cesio se elevó 2 Km. Estas nubes pueden ser movidas por el viento de acuerdo con las condiciones meteorológicas dispersando la radiación hacia países o regiones vecinas. En este caso, se afectó toda Europa.

Si llueve, puede haber precipitación radiactiva directamente desde esta nube. Esto no quiere decir, que todas las nubes y todo cuerpo alcanzado por la radiación se convierta en emisor de la misma, pero es claro que la nube radiactiva es la fuente emisora y la radiación emitida puede alcanzar varios kilómetros afectando a los seres vivos que se encuentren en esta área e influencia.
Por lo anterior, después de un accidente nuclear es necesario verificar la dispersión de la radiactividad según la dirección del viento, incluso varios meses después. Por la distancia entre los países Colombia no se encuentra en riesgo. Sin embargo, la sugerencia es en principio conocer la situación, los posibles riesgos y estar alerta ante cualquier circunstancia especial.


Fuentes consultadas:

1. CISTEMA, ARL SURA, Radiactividad, 2009.

2. OIT, Enciclopedia de la salud y la seguridad en el trabajo, capitulo 48 – Radiaciones ionizantes.

Elaborado por: CISTEMA _ ARL SURA.

Seguridad    Política de privacidad    Condiciones de uso     Contáctenos    Inscrito a FOGAFIN   ¿Quiénes somos?   Sucursales entrega de cheques

SEGUROS DE RIESGOS LABORALES SURAMERICANA S.A.
Copyright © 2014 ARL SURA, Centro Suramericana, Edificio Torre Suramericana. Calle 49A No. 63-55.Conmutador: (574) 4444578 - Fax: (574) 231 80 80
Líneas de atención 01800 051 1414 o 01800 094 1414
Medellín, Antioquia, Colombia.
Se recomienda utilizar Internet Explorer 8,0 o 9.0, Chrome, Firefox en una resolución de 1024 x 768 o superior.


Cerrar
Si usted tiene clave de Servicios en Líne@, no necesita solicitar una nueva para ingresar a nuestro contenido porque con la actual lo puede hacer. Si usted es afiliado a la ARP I SURA y aún no tiene clave, solicítela aquí para acceder a todo nuestro contenido especializado.
Cerrar
Esta clave es únicamente para la empresa ya que con ella puede realizar sus procesos administrativos, adicionalmente le sirve para ingresar a todo nuestro contenido especializado. Recuerde que esta clave debe ser autorizada por el representante legal de la empresa.
ARP | Sura
Subir