En esta época decembrina, donde el número de accidentes con  pólvora se incrementa notablemente.

En esta época decembrina, donde el número de accidentes con  pólvora se incrementa notablemente, la Empresa Promotora de Salud  SUSALUD, advierte que los niños menores de 14 años, según cifras internacionales, son los más afectados ya que representan el 50% de las personas lesionadas con   pólvora. Adicionalmente, las personas de sexo masculino constituyen el 75% de  lesionados.

Este tipo de accidentes que suceden de manera imprevista, pueden llegar a producir deformidades, mal funcionamiento de la región afectada y hasta la muerte.

La pólvora puede generar varios tipos de quemaduras en donde las partes de cuerpo más afectadas, de acuerdo con las cifras manejadas, son manos y dedos (30%),  ojos (28%) y cabeza y cara (15%).

Para evitar este tipo de accidentes, que suceden especialmente cerca de fechas como navidad y año nuevo, lo mejor que pueden hacer las personas  es no quemar pólvora pero en caso de hacerlo,  seguir ciertas recomendaciones como son:

Evitar estar cerca de quienes manipulan la pólvora: las quemaduras pueden ser causadas por estar muy cerca de la pólvora detonante cuando explota. Adicional a las quemaduras en muchas ocasiones, tanto niños como adultos, sufren el estallido de sus tímpanos. 

Los niños deben estar acompañados por adultos: Un estudio   calcula que los niños  tienen una posibilidad 11 veces mayor de lesionarse con pólvora que los adultos.  Además, ellos no cuentan con la coordinación física  para usarla de manera segura.

Finalmente, hay que advertir que los niños se emocionan y tienen curiosidad de acercarse a la pólvora, lo que aumenta las posibilidades de  que resulten lesionados.