Los golpes por y contra objetos están entre los accidentes más comunes en el sector y su gravedad puede aumentar si se une a otros riesgos. Evítalos con estas recomendaciones.

Que un empleado se golpee contra una máquina mientras camina o se lastime con una carretilla en movimiento puede ser considerado como un accidente menor, sin embargo, en los casos más graves podría generar contusiones, fracturas o cortes.

Para hacer una gestión integral, primero es necesario entender en qué se diferencian estos dos tipos de golpes:

Golpes por objetos: el objeto es el que se dirige hacia la persona, por ejemplo, un brazo mecánico que, mientras hace su trayecto, lastima a un trabajador.

Golpes contra objetos: la persona se dirige hacia el objeto, por ejemplo, un colaborador no ve una tubería y se lesiona sus piernas.

Generalmente, los objetos con los que más se golpean los empleados en el sector son envases, máquinas, tanques, tuberías, brazos hidráulicos, estibas, carretillas (zorras), herramientas y estantes.

Sin embargo, es necesario entender las diferentes ramas y los riesgos que cada operación representa para saber en qué aspectos se debe concentrar la intervención: producción de materias primas, mezcla de productos a partir de bases químicas o almacenamiento y dosificación del producto final para la venta al detal o al por mayor.

 

Riesgos asociados

Aunque los golpes por y contra objetos son accidentes en sí mismos, en la industria tienen un riesgo asociado propio de la operación: el contacto con agentes químicos.

Por ejemplo, si un trabajador se choca con un barril, puede derramar una sustancia corrosiva, inflamable o tóxica que aumente los peligros para su salud y la de sus compañeros, la operación y el medioambiente.

Así,este evento, que en principio era mecánico, termina convirtiéndose en un accidente químico.

Además de este riesgo, los golpes podrían generar otros accidentes como cortes o punzadas con elementos de vidrio, atrapamientos en las máquinas, o caídas al mismo o a diferente nivel.

Fuente:

Sandra Milena Parra López

Coordinadora de Intervención

Regional Centro

Gestión Administrativa

Autogestión ARL SURA