Cuando una empresa contrata servicios de transporte para sus colaboradores (ruta empresarial, eventos laborales o recreativos, viajes, etc.) debe tener en cuenta los riesgos que esto implica y los cuidados que permitirán que este desplazamiento sea exitoso.