Somos cuerpo, mente, corazón y alma, para cada parte existe un tratamiento de limpieza diferente que nos aporta energía y productividad.

 

¡Empresas y trabajadores campeones!

Alcanzar grandes metas es uno de los aspectos de la vida que más satisfacción nos produce, para cumplirlas, igual que los deportistas de élite, debemos estar en buena forma física, mental, espiritual y emocional.

Practicar ejercicio diario y alimentarnos saludablemente teniendo como base las frutas y verduras es una parte fundamental que debemos complementar con otros buenos hábitos mentales y espirituales como leer, meditar, ser puntuales, llamar a los amigos olvidados, recuperar esas diversiones de la infancia…

Los resultados se verán al instante: nuestro cuerpo, mente y espíritu se sentirán revitalizados, disfrutaremos más de nuestro trabajo, tendremos una mejor disposición para asumir nuevos retos laborales y alcanzaremos metas insospechadas.

Hábitos sencillos y efectivos

Renovemos la energía mental: aprovechemos el tiempo de descanso laboral para regalarle alimento a la mente, por ejemplo, destinando un rato para la lectura, resolvamos crucigramas con los compañeros de trabajo, organicemos torneos de ajedrez, incluyamos ejercicios como sudoku o sopas de letras en los comités de trabajo.

Renovemos la energía espiritual: aprovechemos el viaje en el transporte público para meditar positivamente, hacer un balance del día, imaginarnos cumpliendo ese sueño que tanto anhelamos. Si nos trasladamos en vehículo particular, detengámonos cinco minutos en ese parque que tanto nos llama la atención, disfrutemos de la naturaleza. Y si estamos en un trancón que no avanza, llevemos nuestra mente a esos momentos lindos que nos ha regalado la vida.
 

Renovemos la energía emocional: participemos del grupo de voluntariado empresarial y si no existe promovamos la conformación de un grupo que apoye obras sociales en las que podamos aportar nuestros conocimientos y habilidades.

Renovemos la energía física: el sueño también es un alimento para el cuerpo, algunos expertos nos dicen que destinemos entre 7 y 8 horas diarias para dormir. Adicionalmente tengamos presentes las pausas activas y la práctica de ejercicio diario.

 

¿Cómo apoyar la salud de nuestros empleados?

Dependiendo del tamaño de nuestra empresa y de los recursos disponibles podemos desarrollar múltiples actividades:
? Programar torneos de juegos como parqués, ajedréz, cartas y dados, entre otros.
? Organizar encuentros familiares.
? Invitar a los familiares de sus trabajadores para que conozcan la empresa.
? Dotar una biblioteca básica con periódicos y revistas.
? Promover la práctica de ejercicio.
? Programar charlas de salud física, mental y espiritual.

Esta nota fue elaborada con la asesoría de Germán Giraldo Salinas,
Médico Gerente de Prevención de Riesgos ARL SURA

INFORMACIÓN RELACIONADA

¿Qué podemos hacer en promoción de la salud mental de los trabajadores?
Pausas activas
En la variedad está el placer

Gestión Administrativa

Autogestión ARL SURA