Nicolás Duque Aguilar
Jefe Nacional de PyMES SURATEP

 



Según la OIT las PyMEs representan más del 80 % de los puestos de trabajo que actualmente se generan en el mundo.

En Colombia las PyMEs conforman el 96 % de las empresas, generan el 63 % del empleo industrial,  realizan el 25% de las exportaciones no tradicionales, pagan el 50% de los salarios y aportan el 25 % del PIB  según datos del Ministerio de Desarrollo.

Según un informe de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, ANIF, publicado en octubre de 2001, el índice de producción real de la PyME fue mayor que el del total de la industria en la última década.  En este sentido, existen dos elementos que han propiciado el gran dinamismo de las PyMEs en los últimos años: su mayor vocación de exportación en la industria manufacturera y el manejo flexible de los costos, en especial los laborales.

Con la aprobación de la Ley 590 del 2000, mejor conocida como la Ley MIPYME se le dio prioridad a cuatro temas: incentivos a la PYME, la promoción del espíritu empresarial, el apoyo técnico especializado y el financiamiento sectorial, buscando un mayor desarrollo de éste importante sector con el fin de que esté preparado para ser mas productivo y competitivo. Hoy estas necesidades son reales  con el ATPA y el ALCA.

A pesar de su gran importancia económica y social, existen retos que el sector de las PyMEs debe enfrentar en su desarrollo: problemas de acceso a los mercados, barreras tecnológicas, dificultades para obtener recursos de crédito del sector financiero y baja oferta de mano de obra de tecnólogos y técnicos, factores que afectan la intervención de los riesgos dentro de las empresas y la destinación de recursos, la contratación de personal para la implementación de los sistemas de gestión de calidad, ambiental,  seguridad y salud ocupacional.

Sin embargo, el gobierno a través del Ministerio de Desarrollo, Bancoldex y la Banca Privada, desde el año anterior, vienen haciendo grandes esfuerzos  para facilitar el crédito a las PyMEs. Igualmente instituciones como el SENA, Colciencias, Proexport y el  ICONTEC vienen apoyando este sector  para la implementación de sistemas de gestión que permitan volverlo mas competitivo. Adicionalmente el  Ministerio de Trabajo y Seguridad Social  viene reglamentando las diferentas normas legales para  mejorar la cobertura de atención en las PyMEs en lo relacionado con los riesgos profesionales.

Esta situación debe servir para que las PyMEs, inicien además de su reconversión industrial,  un proceso de mejoramiento a través de la implementación de  sistemas de gestión como son el de calidad y gestión ambiental.  Además, ahora cuenta con los Sistemas de Gestión de Seguridad y Salud Ocupacional específicamente la NTC OHSAS 18001, así mismo con las directrices de la OIT sobre Sistemas de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo, que se basan en el ciclo de mejoramiento continuo.  Estos últimos contribuyen directamente con el tema de los riesgos profesionales y no son ajenos a la gestión empresarial.

Para las PyMEs el tema de riesgos profesionales no debe ser ajeno a su gestión del día a día como empresa.  Actualmente cuenta con diversas estrategias que buscan igualmente fortalecer a las PyMEs para sus exportaciones y la competencia en un mundo globalizado.

Herramientas para la gestión en las PyMES

Para la implementación de Sistemas de Gestión en Seguridad y Salud Ocupacional como el de la NTC o la OIT, es necesario considerar los siguientes aspectos:

Iniciar con un diagnóstico que implica una identificación y valoración de sus riesgos, la identificación de los requisitos de ley relacionados con ellos y un conocimiento de su problemática de la accidentalidad.

Luego de identificada su problemática es necesario que la gerencia defina y despliegue  una política de compromiso con el mejoramiento de las condiciones de riesgo, con  objetivos medibles.  Para llevar a cabo los programas orientados al logro de los objetivos es necesario disponer de  los recursos humanos y financieros para  implementar las mejoras,  verificar los resultados y hacer seguimiento a la política y  los objetivos que evidencien su gestión.

Otras herramientas  que la PYME debe implementar para la prevención de los riesgos profesionales son las ya conocidas tecnologías como la internet. Es importante una atención personalizada, combinada con la utilización de servicios en línea que faciliten la gestión empresarial en términos de costos, acceso a la información, transacciones con su ARP, consulta de indicadores de gestión, entre otros servicios para su organización.

Otro de los grandes retos empresariales de esta década en Colombia es el desarrollo de relaciones rentables entre la PyME y la Gran Empresa que permita tasas de crecimiento en un modelo de cadenas productivas de alta competitividad similar a las que hay en países como Italia y España.  Este esquema de cadenas productivas son aplicables no sólo en aspectos como los costos, la calidad y los plazos de entrega sino también a los riesgos profesionales, los cuales se fortalecen cuando hay interdependencia y sinergia entre la PyME y la Gran Empresa.

Para lograr la productividad y competitividad en las PyMEs como parte vital del sector productivo en Colombia, existen múltiples alternativas coherentes con sus objetivos empresariales, sobre la base de principios simples, concretos y accesibles de mejoramiento continuo.  Así lo plantean seis principios básicos de la OIT, orientados a ilustrar al empresario sobre su gestión en riesgos profesionales que constituyen el fundamento de las metodologías de intervención como son:

- Concebir mejoras adaptadas a las situaciones reales locales
- Poner énfasis en la obtención de resultados concretos
- Vincular las condiciones de trabajo con los demás objetivos gerenciales
- Usar como técnica el aprendizaje a través de la práctica
- Alentar el intercambio de experiencias
- Promover la participación de los trabajadores.

El compromiso con la PYME como motor del desarrollo del país, integra el esfuerzo de muchos actores y la gestión que realizan empresarios, gobierno, ARP´s y trabajadores por el mejoramiento de las condiciones de vida laborales en el país, contribuyen directamente a este propósito.