Orlando José Ballestas Porras
Profesional en Prevención de Riesgos SURATEP

 


La seguridad es de procesos y no de resultados.                                                                               Gerardo Arenas Monsalve


Pero una vez conscientes de que es necesario implementar el programa de SST, se presenta el inconveniente de cómo hacerlo efectivo, como esto básicamente supone un vuelco total de la empresa, es necesario entonces cumplir por lo menos con los puntos que planteo enseguida.

De acuerdo con las estadísticas, para 1950 los accidentes de tránsito por falta de dispositivos de seguridad en los automóviles causó la muerte de muchas más personas, la mayor parte de ellos niños,  que las bajas registradas durante la II Guerra Mundial.   Lo triste de esto es que para esa época ya se tenía conocimiento de que modificaciones eran necesarias implementar para evitar y minimizar accidentes. 

Solo hasta la década de los 60s y  70s la industria automotriz reconoce la seguridad no como una opción, sino como una condición dentro de su negocio.

Hasta entonces en esta industria el concepto de seguridad competía  con la opinión del analista de riesgo, quien presentaba a la compañía un balance entre el costo total de incluir modificaciones que  hicieran a los automóviles más seguros, frente a los costos que resultaran de una eventual indemnización por lesiones y daños ocasionados por la falta de dispositivos  de seguridad. 

Hoy nos sorprende observar compradores, no sólo de automóviles, que son más selectivos al momento de escoger.  Por ejemplo en los supermercados prefieren productos que posean un certificado de Calidad, un sello de Amigos del Delfín o una Etiqueta Ecológica, como en el caso europeo.

Es por ello que podemos reconocer algunas empresas preocupadas por modificar su cultura hacia el concepto de calidad, cómo rediseñar y modificar sus procesos para garantizar el menor impacto posible al medio ambiente.  Debido a que el mercado ha ido imponiendo la condición, pero también porque estas empresas han empezado a entender que mejorando sus procesos obtienen cada vez menos pérdidas, más productividad y mayor rentabilidad.

Hoy en día las empresas empiezan a reconocer la tendencia del mercado de exigir cada vez más, primero que se  garantice la calidad del producto, que se proteja el medio ambiente y por último, pero no por ser menos importante, sino por el orden de aparición de las exigencias, la seguridad de las personas involucradas en el proceso.   Prueba de ello es la existencia de las normas ISO 9000, ISO 14000 y la OHSAS 18000, esta última aún sin imponerse.

Tradicionalmente la  gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo (SST) se ha trabajado por razones de orden legal, así las empresas con el fin de cumplir con el ordenamiento jurídico, plantean programas de salud ocupacional, que con el tiempo se convierten en actividades sin objetivos claros, y por lo tanto de difícil evaluación y control, terminando por pensarse que solo se hacen porque la Ley así lo exige.

Por otro lado, el mercado cada vez más globalizado exige a quien quiera sobrevivir tener una diferencia positiva entre la capacidad competitiva de su empresa y la de sus competidores, es decir,  ventajas competitivas bien marcadas. Sólo de esta forma se puede lograr mantener y aumentar la cuota de mercado.

En busca de objetivos propios

En la actualidad una empresa para garantizar su permanencia en los mercados modernos es indispensable que cuente con:

- Procesos estandarizados y controlados.
- Gerenciar el conocimiento.
- Utilización de tecnologías seguras.

Ahora trataré de explicar cómo la gestión de SST no sólo contribuye a que la organización logre cumplir con este objetivo, sino su uso como metodología de trabajo para alcanzar sus propias metas.

Procesos estandarizados y controlados. A través de esto se garantiza de manera continua, resultados previsibles y satisfactorios.  La SST es la parte del proceso que controla ciertos factores del  entorno de trabajo y exige que estas se realicen conforme a los procedimientos definidos previamente, para asegurar la continuidad del proceso productivo sin pérdidas ocasionadas por paradas por  accidentes de trabajo o daños a la maquinaria y/o a los productos.

Es importante aclarar que la idea no es crear un manual independiente de estándares y procedimientos de SST, sino integrar  estos a los manuales y procedimientos de operación que ya existen o se estén elaborando; de otra forma solo se estaría haciendo una escisión que ya ha demostrado no ser buena para ninguna organización.

Gerenciar el conocimiento. Con esto lo que se busca es administrar todo el conocimiento, información, ideas y experiencia que poseen las personas que laboran en una organización y aunque en principio la gerencia del conocimiento esta enfocada en generar valor agregado a productos y servicios, se convierte en una excelente oportunidad para que la empresa le brinde a las personas la posibilidad de participar y ser tenidos en cuenta en la solución de  problemas que podrían ser de SST, calidad o productividad, generando de esta forma un alto grado de motivación y compromiso con la organización, lo que desencadena un incremento del rendimiento de las mismas y el aumento lógico de la productividad, además de permitir que las personas puedan crecer profesional y personalmente.

Utilización de tecnología segura, no es otra cosa que emplear en el proceso equipos, sistemas y procedimientos que disminuyan las posibilidades de incumplimiento por desviaciones que afecten el producto, el medio ambiente, la calidad de vida del trabajador y por ende a la empresa.  Cuando hablamos de tecnología segura,  debemos pensar que esta tecnología esta diseñada de tal manera que se presenten dos condiciones:


1° Que el operario no tiene la posibilidad de cometer errores   y
2° Que si los comete no generen pérdidas, paradas o accidentes.

Aunque el término Tecnología Segura pueda resultarnos algo nuevo, desde hace varios años existen herramientas, como los métodos de análisis de riesgo utilizados para diseñar y mejorar el diseño de sistemas operacionales de una planta, entre esos métodos se puede nombrar el HAZOP, MORT, ¿What If?, análisis de rastreo y protección de energía, entre otros.

Si aceptamos todo esto, podemos afirmar que los programas de SST contribuyen a lograr que la empresa cumpla con los tres requisitos anteriores, reduciendo los costos de la operación y pudiendo mejorar su margen de utilidades,  garantizando así el mantenimiento y aumento de la cuota de mercado,  por que a la final la seguridad no es otra cosa que hacer las cosas bien y en la forma correcta desde el principio.

De tal manera que empresas con una buena disciplina y buenos resultados en SST son siempre negocios exitosos que impulsan una economía sana y un desarrollo sostenible.

Generalmente los problemas que se presentan en SST no  tienen soluciones  que se puedan sacar de una gaveta o comprar envasadas en extensos manuales o en discos compactos (CD ROMs) y que estén esperando a ser utilizadas, sino que por el contrario estos se resuelven de manera segura y efectiva a través de  implementar una combinación de muchas herramientas desarrolladas dentro de un proceso de gestión, lo que a la final se convertirá el programa de SST para esa empresa.