Aleja las tensiones de tu vida

Hay cientos de opciones para lograr el propósito de disminuir el estrés, por ejemplo, descansar un momento o priorizar las actividades haciendo una lista. Además:

Sé realista con lo que puedes hacer. Las metas demasiado ambiciosas no son siempre saludables.

Practica ejercicio con regularidad, mínimo treinta minutos diarios o 150 minutos durante la semana. Se vale incluir en ellos bailar y disfrutar de un delicioso momento de intimidad con tu pareja.

Cuida tu vida social. Es importante tener actividades alternas al trabajo. No relegues los amigos a un segundo plano. Recuerda que tus familiares te necesitan tanto como tú los necesitas a ellos.

Artículo desarrollado con el apoyo de Natalia Guerrero
Consultora ARP SURA

 

 

Mucho más sobre la felicidad,
la salud y la seguridad

Gestión Administrativa

Autogestión ARL SURA