En esta época es muy frecuente encontrar empresas formales e informales que se dedican a la fabricación de explosivos para juegos pirotécnicos.

CISTEMA - ARL SURA
 


Con este nombre bautiza la campaña contra la pólvora 2005 la


 
alcaldía del Distrito Capital y llama la atención para ser difundida a todo el territorio nacional, dados los primeros resultados del pasado 8 de diciembre.

En esta época es muy frecuente encontrar empresas formales e informales que se dedican a la fabricación de explosivos para juegos pirotécnicos y entonces siempre es preferible conocer los riesgos para tomar algunas precauciones en la medida de lo posible, pues se ha demostrado que la fabricación y el manejo de pólvora cobra un importante número de víctimas cada fin de año.

Para la fabricación de este tipo de productos se utilizan las propiedades químicas de incompatibilidad que presentan algunos productos. Generalmente los materiales usados son oxidantes (nitrato de amonio o clorato de potasio) y  combustibles (ACPM, gasolina, azúcar,  azufre, entre otros).

Existen dos tipos de riesgo en estos productos: uno es el inherente a la sustancia química utilizada y que se puede controlar mejor, si se conoce previamente la toxicidad, la inflamabilidad, el poder contaminante, entre otras. El otro riesgo es la explosión física que también es crítica durante el manejo. Sin duda presenta gran dificultad en el control, puesto que desde los movimientos más sutiles hasta la ropa que se utiliza se debe cuidar. Una vez el material adquiere la energía suficiente para explotar no habrá ninguna posibilidad de detenerlo y los daños serán irreversibles.

Conozcamos las características de algunos de los productos utilizados:



 
NITRATO DE AMONIO


El nitrato de amonio grado técnico para uso industrial es producido por la reacción química entre el ácido nítrico y el amoniaco; esta reacción forma una solución acuosa del 83% de nitrato de amonio, que al evaporarse el agua se concentra, siendo luego asperjada en una torre de prilado (perlado). En la torre se forman los prills, perlas o perdigones, que se secan, clasifican según su tamaño y recubren con un agente especial (antichoque).

El nitrato de amonio (NH4NO3) se presenta como cristales o gránulos inodoros, transparentes, higroscópicos y delicuescentes (absorben humedad y dióxido de carbono del ambiente). Se descompone a 210oC en agua y óxido nitroso (N2O), que se libera como contaminante ambiental a la atmósfera en caso de explosión. La generación de estos gases es lo que vemos como el humo residual de olor característico, altamente contaminante del aire.

Es un fuerte agente oxidante, incompatible con materiales combustibles, con los cuales puede explotar. Tampoco debe mezclarse con: acero, metales pulverulentos, metales alcalinos, no metales, carburos, sustancias inflamables, nitritos, soluciones de hidróxidos alcalinos, ácidos compuestos de amonio, oxidantes, compuestos orgánicos, nitrocompuestos orgánicos, sulfuros, halogenatos, cloratos.



 
ACPM


También llamado combustible Diesel o aceite combustible No.2 es un derivado del petróleo compuesto principalmente por hidrocarburos alifáticos.

Por inhalación de vapores produce dolor de cabeza, náuseas, mareos. Por contacto con la piel produce  irritación, efecto desengrasante y resecamiento. Contacto con los ojos causa irritación pero no produce daños permanentes.

Es un líquido combustible. Peligro moderado de incendio. Arde al contacto con fuentes de ignición (chispa, llama, calor).

Incompatible con oxidantes fuertes (como nitratos, peróxidos o hipocloritos).



 
GASOLINA


La gasolina es un líquido incoloro o amarillo con olor característico. Es una mezcla de hidrocarburos volátiles y aditivos especiales. Es extremadamente inflamable. Puede ser encendido por chispas, llamas o calor intenso. Puede acumular cargas estáticas por agitación o movimiento. El vapor puede causar dolor de cabeza, náuseas, vértigo, somnolencia, inconsciencia y muerte. Irritante leve o medio para piel y ojos.

Es incompatible con agentes oxidantes fuertes (peróxidos, ácido nítrico, hipoclorito de sodio, percloratos), pueden causar fuego o explotar. No corrosivo a los metales.



 
ALUMINIO POLVO


Este metal noble y maleable, posee unas propiedades físicas que varían de acuerdo a su pureza y a la aleación, si existe. Estable en condiciones normales, las láminas son estables. La explosión de mezclas reactantes puede ser activada por el calentamiento, un golpe o una ligera fricción. El polvo de aluminio reacciona violentamente al calentamiento con antimonio, arsénico, fósforo, azufre o selenio. El polvo o el metal puede sufrir reacciones violentas o explosivas al calentamiento con óxidos metálicos, oxalatos o sulfuros.

El polvo de aluminio sin recubrimiento es muy reactivo, puede reaccionar violentamente o explotar con muchos compuestos orgánicos o inorgánicos, especialmente con oxidantes. El polvo  de aluminio cubierto o aquel que ha formado una capa de óxido de aluminio es menos reactivo.

En caso de descomposición (térmica) se genera hidrógeno, un gas inflamable incluso en mezclas con en aire.

El aluminio metálico no se considera un producto peligroso para la salud, puesto que los estudios no han sido concluyentes sobre el particular. En general, altas concentraciones de polvo puede causar tos y una irritación temporal. Si es ingerido accidentalmente su toxicidad es muy baja ya que el aluminio hace parte de la dieta humana. Se considera que el contacto con la piel no causa irritación. Se ha sugerido que existe una conexión entre la exposición al aluminio o sus compuestos y el mal de Alzheimer u otras enfermedades neurológicas.



 
CLORATO DE POTASIO


Este material es un polvo blanco inodoro y estable siempre que se manipule bajo las medidas de precaución propias para materiales oxidantes.

Este producto es irritante de la piel y vías respiratorias.  Puede absorberse a través de las mucosas y causar metahemoglobinemia (atrapamiento de la hemoglobina de la sangre bloqueando su función transportadora de oxígeno). Tras la ingestión se puede ocasionar náuseas, vómito, dolores, cianosis (coloración azulosa en la piel por falta de oxígeno), colapso, espasmos, paro respiratorio y muerte. No cancerígeno en ensayos sobre animales. No se conocen datos de mutagenicidad (transformación genética inducida). No teratógeno (mutación genética durante la gestación que provoca malformaciones fetales) en experimentos con animales.

No debe mezclarse con inflamables orgánicos, metales pulverulentos (en polvo como el aluminio), sulfuros, hidrocarburos, compuestos de amonio, reductores, fósforo, hidruros, flúor, metales alcalinos, azufre, alcoholes.

En caso de incendio se descompone en cloro y óxidos de cloro, los cuales son corrosivos y muy contaminantes. Es un producto muy sensible a golpes y roce.



 
AZUFRE


En los procesos de combustión de azufre se puede formar dióxido de azufre al combinarse con el oxígeno del aire; éste es un gas corrosivo y venenoso de olor muy irritante, aún en pequeñas cantidades. También queda como gas residual en el aire después de la explosión de los juegos pirotécnicos.

El azufre causa irritación por contacto con la piel, ojos y vías respiratorias, especialmente si el contacto es prolongado o repetido (diario o semanal). La irritación de los ojos puede causar daños temporales. El azufre almacenado por más de 15 días puede acumular cantidades apreciables de sulfuro de hidrógeno, un gas muy tóxico que puede ser fatal si se inhala en gran cantidad.

El polvo de azufre por ingestión causa irritación gastrointestinal, náuseas y posiblemente vómito. Es tóxico si se ingiere en gran cantidad.

En conclusión, lo que conocemos como pólvora navideña puede ser el resultado de la mezcla de varios de estos productos químicos mencionados u otros similares. En general se puede observar que los riesgos se proyectan mas allá de lo ocupacional hacia una fuerte contaminación ambiental por emisión de gases venenosos en el momento de la explosión. Por eso, tenga cuidado, PREVENGA ACCIDENTES: NO USE PÓLVORA EN ESTA NAVIDAD.
13/12/2005

FUENTES CONSULTADAS

1.
Enciclopedia de Salud y Seguridad en el Trabajo. Editada por el Dr. Luigi Parmeggiani. Páginas 1386, 1435 y 1785.

2. CCOHS. Base de datos MSDS CD-ROM. Versión 05-4. Canadá. Septiembre de 2005.

3. http://www.bogota.gov.co

4. Base de datos CHEMDAT. Merck Colombia. Edición 2005.

 

 

Gestión Administrativa

Autogestión ARL SURA