Y la energía suficiente para rendir en el trabajo. Descubra los secretos de una buena alimentación.

Alimentación saludable para conseguir un buen rendimiento laboral

Buena alimentación, productividad, concentración, alto desempeño físico

y agilidad mental son algunas de las características que identifican

a los buenos trabajadores.

Todos sabemos que para vivir hay que comer y ¿para vivir bien..?, pues hay que alimentarse mejor, máxime cuando se es trabajador y hay por delante una jornada laboral que exige tener la suficiente energía para responder física y mentalmente.

La principal comida del día es la que antecede el inicio de la jornada laboral, si se empieza en la mañana será el desayuno, si el turno comienza en la tarde será el almuerzo y si se trasnocha corresponderá a la cena. La explicación está en que es el momento del día en el que más trabajo intelectual y físico realizan las personas. Si se desayuna muy temprano a media mañana se debe tomar un refuerzo.

Para cada grupo, la segunda comida debe corresponder a una recarga de energías que les permita finalizar adecuadamente la jornada laboral. Si es excesiva se incurrirá en pesadez, sobre carga y por lo tanto menor rendimiento. Asimismo, cuando es demasiado liviana conllevará a generar apatía, desconcentración e irritabilidad. Esta comida se debe tomar en un espacio propicio e higiénico y con tiempo suficiente para digerir los alimentos y descansar el cuerpo.

Igualmente, la comida que antecede al sueño de cada grupo debe ser aún más suave. El cuerpo necesita descanso y este se logra durmiendo plácidamente. El ingerir demasiados alimentos causa pesadez y acumulación de grasas. Un mal o un buen dormir se reflejan en el trabajo con comportamientos dispersos si éste es deficiente o con rapidez física y mental, si existen buenos hábitos de descanso.

El mito

“Picar entre comidas es malo”. Por el contrario, lo ideal es disminuir las cantidades de alimentos en las comidas principales y comer algo saludable, como frutas o lácteos, entre una y otra. Las pausas laborales activas son ideales para estas últimas, facilitando un adecuado rendimiento laboral, mientras el cuerpo recibe energía permanente para lograrlo. Recuerde que en la variedad está el placer de una buena comida en sabor y en nutrición, una buena combinación de carbohidratos, proteínas, fibras y vitaminas, es ideal.

Esta nota fue elaborada con el apoyó Juan Alberto Toro García, médico especialista en auditoría en medicina laboral de la Universidad de Antioquia.

 

Información relacionada con el tema

Tenga un almuerzo saludable en su lugar de trabajo

Las bebidas energizantes y el trabajo

Mi estilo de vida es saludable...

Descansos saludables

 

Gestión Administrativa

Autogestión ARL SURA