El malacate es un equipo diseñado para el transporte vertical de materiales, durante la construcción de obras en altura, en obras de minería y túneles. En algunos casos especiales se utilizan para el transporte de personas, caso en el cual los malacates tienen dispositivos de seguridad que los hacen aptos para tal fin.

Existen 2 tipos de malacates y cada uno de ellos requiere de un manejo especial con el fin de evitar accidentes; los principales tipos son: Malacates de cable y malacates de cremallera.

La ubicación inadecuada del malacate, el montaje o desmontaje inadecuado, un operador no calificado ni capacitado, el transportar personas en el malacate, la falta de señalización y protección al foso por donde circula, la falta de procedimiento para cargar y descargar el equipo, las instalaciones eléctricas inadecuadas y la falta de mantenimiento son algunas de las causas por las cuales se presentan accidentes de trabajo en el sector de la construcción, trayendo con esto consecuencias graves e irreparables.

Por eso, es muy importante seguir algunas recomendaciones a la hora de utilizar este tipo de equipos en el lugar de trabajo. Se debe solicitar asesoría de montaje en el malacate, esto es responsabilidad tanto del empleador como del trabajador.

Se requiere, además del conocimiento teórico, la práctica y los reflejos que sólo se adquieren con horas de trabajo.

Los cortos y accidentes con energía son consecuencia de la mala supervisión en el montaje de las instalaciones eléctricas de los equipos, por lo cual se debe instruir al personal responsable de los equipos para que revise e informe el estado de estas instalaciones.

Para mejorar continuamente el oficio de constructores se debe procurar dirigir todos los esfuerzos para que los trabajadores y empresas no sufran ningún tipo de limitación a causa de un accidente.

 

Gestión Administrativa

Autogestión ARL SURA