Las nuevas condiciones de trabajo han provocado la aparición de nuevos riesgos para la salud de los trabajadores, y que a su vez se asocian o exacerban con los ya conocidos y tratados comúnmente.

Más competitividad, mayor exigencia de productividad y, por tanto, de los ritmos de trabajo; mayor disponibilidad y dependencia personal con horarios sin limites; más esfuerzo intelectual y físico; mayor especialización y más presiones de tiempo para finalizar las tareas; más capacidad para trabajar en equipo; más flexibilidad. Estos son algunos de los factores psicosociales a los que están expuestos nuestros trabajadores y que están afectando la calidad de vida de muchos de ellos.

La legislación colombiana hace un importante reconocimiento de ellos y coherente con la importancia de su intervención, regula el tratamiento de los mismos. Una vez reconocidos los riesgos psicosociales, se hace necesario de un trabajo interdisciplinario, con compromiso gerencial para implementar y mantener estrategias de manejo y control de los mismos, ya que su intervención requiere proyectarse hacia el trabajador como persona, a su familia y comunidad. Es por eso que la inversión en el control de los riesgos psicosociales se convierte en una ventaja competitiva cuando lo unimos al tema de responsabilidad social empresarial, productividad y seguridad.

Para conocer el documento completo en formato pdf.

Natalia Guerrero Arteta
Psicóloga Especialista en Salud Ocupacional
Suratep S.A.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.