Preguntas frecuentes COVID-19

Prestaciones económicas

ODI: Orden de Descuento de Incapacidades, se genera cuando el valor total de las incapacidades es inferior al valor que cancela la empresa por cotización y es un valor que se descuenta en la autoliquidación de aportes.
OPI: Orden de Pago de Incapacidades, se genera cuando el valor de las incapacidades autorizadas, es superior al valor que normalmente paga la empresa por cotización. En este caso se envía una carta a la empresa informando que debe pagar normalmente su cotización y se genera un cheque por el valor de las incapacidades

La empresa debe enviar a la Oficina de ARL SURA más cercana, los certificados de incapacidades originales, relacionándolos en una carta dirigida a Prestaciones Económicas. La fecha de corte para el proceso de pago es el 15 de cada mes, es decir, las incapacidades recibidas hasta el día 15 son procesadas en ese mismo mes, las que lleguen después del 15 se procesan en el mes siguiente. ARL SURA, devuelve a la empresa por correo antes del día 30 de cada mes, la respectiva Orden de Descuento u Orden de Pago de Incapacidad ODI-OPI, autorizando a la empresa a descontarse en la autoliquidación de aportes correspondiente al mes siguiente el valor de dichas incapacidades o a reclamar el cheque si es el caso. La empresa sólo podrá efectuar descuentos de incapacidades en la Autoliquidación de Aportes previa autorización de ARL SURA, relacionando el número de ODI en el renglón 32 de la respectiva planilla.

En la planilla de autoliquidación, en el renglón 32: MENOS INCAPACIDADES PAGADAS; se relaciona el número de autorización, que es equivalente al número de la ODI y al frente el valor de las incapacidades autorizado para descuento y en el renglón 34 de esta misma planilla: MENOS COTIZACIONES PAGADAS A OTROS RIESGOS; el factor prestacional, del 18.125% relacionado también en la ODI. La suma de los renglones 32 y 34 es restada del valor total a pagar por cotización.
Si su empresa envió dichas incapacidades antes del 15 del mes, por favor comuníquese con la Línea Salvavidas 01800 094 1414 ó 01800 051 1414 para verificar que pasó con la orden; pero si las enviaron después del 15, la orden les llegará el próximo mes, ya que esta es la fecha de corte.

Establece el parágrafo 2 del artículo 5 de Ley 1562 de 2012 que “para el caso del pago del subsidio por incapacidad temporal, la prestación será reconocida con base en el último (IBC) pagado a la Entidad Administradora de Riesgos Laborales anterior al inicio de la incapacidad médica”.

El proceso es exactamente el mismo que cuando estaban afiliadas, solo que en ese caso se genera siempre orden de pago (OPI) y se les cancela mediante cheque directamente desde ARL SURA.

El trabajador debe presentar a ARL SURA, la siguiente documentación, a través de la Oficina o Regional respectiva: Carta de la empresa, donde certifiquen fecha de terminación del contrato de trabajo y fecha hasta la cual le canceló la incapacidad. "Solicitud para liquidación de incapacidad temporal al término del contrato de trabajo" completamente diligenciada. (Dicha solicitud se entrega al trabajador en las Oficinas de ARL SURA) Certificado original de incapacidad. La incapacidad se le cancela directamente al trabajador, mediante cheque (OPI).

Es cuando un afiliado sufre una disminución parcial, pero definitiva en alguna o algunas de sus facultades para realizar su trabajo habitual. Se reconoce una indemnización, cuando esta disminución es igual o superior a un 5% y menor que un 50%.
Para la liquidación de las indemnizaciones se toma el Ingreso Base de Liquidación (IBL), este es el promedio de los seis (6) meses para accidentes de trabajo o doce (12) meses para enfermedad profesional, anteriores a la ocurrencia del accidente o de la estructuración de la enfermedad. El valor de la indemnización no puede ser inferior a un salario base de liquidación, ni superior a 24 veces dicho salario. Para establecer el número de IBL correspondiente para el pago de la indemnización, se trabaja con la "Tabla de Equivalencias", expedida por el decreto 2644 del 29 de noviembre de 1994.
Puede solicitar consulta con el área de medicina laboral a través de la Línea Salvavidas para que lo evalúen nuevamente, o para que le indiquen cual es el trámite a seguir para ser calificado por la Junta Regional de Calificación de Invalidez.
Se considera inválida la persona que por causa de origen profesional, no provocada intencionalmente, hubiese perdido el 50% o más de su capacidad laboral.
Cuando la invalidez es superior al 50% e inferior al 66%, tendrá derecho a una pensión equivalente al 60% del ingreso base de liquidación. Cuando la invalidez es superior al 66%, tendrá derecho a una pensión equivalente al 75% del ingreso base de liquidación. Si es calificado con gran invalidez (requiere ayuda de otras personas para realizar sus funciones), el monto de la pensión se incrementa en un 15%. Es decir, se paga el 86.25% del Ingreso base de liquidación.

Cuando fallece un afiliado o un pensionado como consecuencia de un accidente de trabajo o de una enfermedad laboral se reconoce la pensión de sobrevivientes a los beneficiarios establecidos en la Ley 100 de 1993. Por muerte del afiliado se reconoce una pensión del 75% del ingreso base de liquidación. Por muerte de un pensionado por invalidez se reconoce una pensión del 100% de la pensión que estaba recibiendo. Si el pensionado tenía gran invalidez, a la pensión se le descontará el 15% adicional.

Se reconoce a la persona que demuestre con facturas originales que sufragó los gastos funerarios. Los requisitos para realizar el pago son los siguientes: Diligenciar completamente la solicitud de auxilio funerario. Fotocopia del documento de identidad de quien reclama. Adjuntar facturas originales con sello de cancelado y los comprobantes de caja respectivos, donde se identifique claramente la persona que canceló los gastos. En caso de tener una póliza exequial se debe adjuntar certificación con la respectiva relación de gastos. Registro civil de defunción