Las empresas pueden concebir la seguridad como el simple cumplimiento de normas o evitación de accidentes, o también como eventos asociados a lo fortuito.

Sin embargo, existe una manera más adecuada de abordar la SEGURIDAD: Cuando la empresa  promueve en su personal la participación en la solución de problemas y en la toma de decisiones, permitiendo que los equipos de trabajo  establezcan sus propias metas de mejoramiento. De este modo, ellos podrán concebir la seguridad como  un valor, como una necesidad de la persona de  garantizar su integridad física, psicológica y de  alcanzar el bienestar y la felicidad.

La concepción de SEGURIDAD que demandan los nuevos contextos laborales  está basada en la anticipación, la evaluación de los riesgos y en el análisis de las consecuencias, más allá del sólo cumplimiento de las normas. 

Dentro de estos entornos son importantes también los efectos de los comportamientos sobre la seguridad de los compañeros de trabajo, la comunidad y el ambiente en general. El trabajador que quiere alcanzar las metas personales y familiares y laborales, necesita estar sano y eso sólo lo logra si se comporta de manera segura.

La seguridad como valor significa BIENESTAR, SALUD Y VIDA FELIZ.  Forma parte de la necesidad interior de seguridad personal (física, sicológica, material y espiritual) y la de los demás, en el hogar y en el trabajo, pues se es consciente de que lo que está finalmente en juego es la vida y la seguridad de la familia.  Esta es la visión de seguridad de mayor alcance, es decir, LA SEGURIDAD COMO UN VALOR DEL MÁS ALTO RANGO!!

Una persona que se caracteriza por tener una gran AUTOESTIMA y un gran AMOR por sí mismo, por su FAMILIA y la gente que le rodea; sabe que para comportarse con seguridad  no necesita de unas normas que se lo estén recordando o de un supervisor que le esté vigilando.

El autocuidado implica asumir la responsabilidad de escoger estilos de vida y de trabajo saludables, en la medida de las propias limitaciones y posibilidades. 

Una persona que practica el autocuidado es aquella que se percibe como un ser valioso en su condición de ser humano y que está en capacidad de construir su propio proyecto de vida.  En su ambiente laboral, personal y familiar, piensa  en soluciones que lo benefician tanto a él como a sus compañeros.