El programa de Salud Ocupacional, consiste en el diagnóstico, organización, ejecución y evaluación de las distintas actividades tendientes a preservar, mantener y mejorar la salud individual y colectiva de los trabajadores en sus ocupaciones y que deben ser desarrolladas en los sitios de trabajo en forma interdisciplinaria.

Estas actividades se desarrollan en cuatro áreas, las cuales deben realizarse de manera coordinada:

Higiene                   Seguridad               Capacitación           Medicina

El objetivo común a estas áreas es el control o eliminación de los factores de riesgo presentes en los procesos productivos, puestos de trabajo, estilos administrativos y personas.

El proceso administrativo para el diseño y puesta en práctica del Programa de Salud Ocupacional contiene los siguientes elementos:

Diagnóstico: Identificación de las condiciones de trabajo y salud.

Planeación y organización: Definición de objetivos, metas y responsables.

Ejecución: Puesta en práctica de las medidas de control en la fuente, en el medio o en las personas.

Control y evaluación: Registro de las actividades, identificación del grado de cumplimiento de los objetivos y corrección de las desviaciones, en períodos determinados.