En esta época es muy frecuente encontrar empresas formales e informales que se dedican a la fabricación de explosivos para juegos pirotécnicos.